La Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas  ,  cumple su décimo aniversario y  al día de hoy todavía no se ha cumplido  con los accesos al empleo, educación, cultura o justicia en igualdad de condiciones”,  manifiestan desde CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas)

        Se ha puesto en valor  por parte de la  Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), que las personas sordas tienen los mismos derechos a “participar en igualdad de condiciones” en la sociedad, pero que continúan “encontrando con muchas barreras”.

        Las personas sordas de Andalucía, junto con sus asociaciones  han reivindicado  en este día pedir  una mayor implementación de la lengua de signos en la sociedad, que el contenido recogido en la mencionada Ley 27/2007, no quede en papel mojado, y se avance en derechos para las personas sordas.

      Desde Neptuno a la Puerta del Sol, han participado miles de personas sordas procedentes de toda España, y entre ellos las personas sordas andaluzas, que  han portado carteles con mensajes de “nuestra lengua, nuestra identidad” o “la comunicación es un derecho, no un privilegio”.

      Asimismo, se han celebrado diferentes actividades para acercar la lengua de signos a la sociedad como cuentacuentos, teatro, baile o conciertos.

     La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) y la Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid (FeSorCam) han sido los encargados de organizar estas actividades enmarcadas en el Día Internacional de las Personas Sordas