Solicita de forma urgente al Gobierno Andaluz que proponga al Gobierno Central, la puesta en marcha de un Pacto de Estado contra la Violencia de Género y del Convenio de Estambul contra la violencia doméstica

• Reclama aumentar los medios para prevenir la violencia de género y pide más recursos y apoyo permanente a las mujeres con discapacidad, por su doble situación de vulnerabilidad.

Sevilla, 2 de junio de 2017 – La Federación Andaluza de Asociaciones de personas sordas expresa su condena toda forma de violencia de género con el brutal asesinato de un bebé y la paliza a su madre, una mujer sorda, ocurrido el pasado jueves en la localidad gaditana de Arcos de la Frontera.

La entidad andaluza expresa su rabia y su más enérgico rechazo ante esta crueldad. En este sentido, se suma a la convocatoria de la Confederación Estatal de personas sordas

de un paro durante la mañana de hoy, con el objetivo de transmitir un mensaje de repulsa por la muerte en lo que va de año de 28 mujeres y 6 menores, han dejado huérfanos a 13 niñas y niños, y han destrozado numerosas familias.

La Federación Andaluza ha querido sumarse a la reivindicación de la Confederación Estatal de persona sordas (CNSE) y Fundación CERMI Mujeres que ha exigido la puesta en marcha inmediata de un Pacto de Estado contra la Violencia de Género y la implementación del Convenio del Consejo de Europa sobre la prevención y la lucha contra la violencia contra la mujer, y del Convenio de Estambul contra la violencia doméstica. Asimismo, reclama más medios para prevenir la violencia de género y pide prestar especial atención a las mujeres con discapacidad ante su situación de extrema vulnerabilidad, tanto a nivel de prevención como de asistencia.