Inicio » My Blog » ¿Para qué sirve la vitamina E? y ¿Cómo se consume?

¿Para qué sirve la vitamina E? y ¿Cómo se consume?

La vitamina E es un mineral y nutriente presente en diversos alimentos. En nuestro organismo tiene el efecto de antioxidante. Contribuye a proteger las células de los efectos de los radicales libres; entendiendo que los radicales libres se producen en el cuerpo por el consumo de algunos alimentos en el proceso digestivo o por la exposición al humo del cigarrillo, la contaminación ambiental y los rayos solares. 

¿Para qué sirve la vitamina E?: propiedades y beneficios 

La vitamina E es un antioxidante, por lo que contribuye de manera favorable en el retraso del envejecimiento y a mejorar la apariencia de la piel en línea general y sus arrugas. 

  • Esta vitamina es de vital importancia para la visión.
  • Contribuye de manera favorable con la reproducción y la salud de la sangre en términos generales.  
  • Ayuda a optimizar las funciones cerebrales contribuyendo con la prevención de enfermedades neurológicas, como el Alzheimer
  • Todo en exceso hace daño y la vitamina E no es la excepción, podría causar hemorragias cerebrales y en caso de estar embarazada daños en el feto. 
  • Mejora el sistema inmunológico sobre todo en personas mayores. 
  • Además de mejorar la salud de la piel también contribuye con la salud del cabello. 
  • Previene enfermedades cardiovasculares. 
  • Ayuda considerablemente con problemas de infertilidad
  • Es ideal para mejorar la fuerza y tono muscular. 
  • Contribuye con la salud del hígado, sobre todo con problemas de hígado graso. 

¿Cómo se consume?

La vitamina E la puedes consumir de manera natural a través de algunos alimentos tales como:

  • Aceite de maíz o de soya
  • Frutos secos como por ejemplo el maní, las almendras las nueces y las avellanas. 
  • Las semillas de girasol también es una excelente fuente de este mineral. 
  • Los vegetales verdes como el brócoli, la espinaca y la acelga. 
  • Algunas frutas como el aguacate, la papaya, mango y kiwi tienen buen contenido de vitamina E. 
  • Ciertos productos empacados como untables, margarinas, leches, yogurt, jugos les incorporan vitamina E durante su producción para enriquecerlos; debes revisar la tabla nutricional en la parte posterior del empaque. 

Otra opción es consumirla directamente en medicamento, que son dosis de mayor concentración. En este caso lo más recomendable es consultarlo con tu médico, porque la proporción de la dosis va a depender, de la edad, peso, problemas existentes de salud entre otros. Las dosis varían entre 4 a 19 mg.