Inicio » My Blog » Todo lo que debes saber sobre los ayunos intermitentes

Todo lo que debes saber sobre los ayunos intermitentes

desayuno intermitente

Los ayunos intermitentes son modelos nutricionales que basan su esencia en periodos de ayuno predeterminados según las necesidades de cada persona. Esta clase de programas o técnicas presenta increíbles beneficios para el organismo y nuestro estado de salud, además de otras características que mencionaremos unas líneas más abajo.

Es muy probable que muchos hayan escuchado hablar acerca de estos programas, aunque también resulta probable el hecho de que se encuentren reacios a probarlos. Es por ello que detallaremos a grandes rasgos todo lo indispensable para conocer acerca de estas técnicas y que, aquellos entusiastas prueben incluso el hacer un ayuno que dure 24 horas ¿Impresionante no?

 Los ayunos intermitentes y sus tipos

 Podríamos decir que este tipo de ayunos se basan en alternar la ingesta de alimentos y los periodos de ayuno. Hay diferentes tipos de ayunos intermitentes, pero los más populares son los ayunos de 16/8, ayunos de 24 horas y los ayunos de 48 horas, aunque también se pueden encontrar programas de ayuno de 12/12.

Ayunos de 16/8

Los ayunos de 16/8 van a consistir en un ayuno completo de 16 horas que continuarán con ciclos alimenticios de 8 horas. Dicho de otra manera, si la primera comida se realiza a las 2:00 de la tarde, la ingesta completa de kilocalorías diarias se realizaría desde ese momento hasta las 10:00 de la noche. Teniendo en consideración que solamente se prepararon dos comidas diarias, ayudando hasta las 2:00 de la tarde del día siguiente.

Ayunos de 24 y 48 horas

Por otro lado tenemos a los ayunos de 24 y 48 horas, un poco más extremos a decir verdad. Hay personas que seguramente piensen que se presentarán problemas relacionados a la hipoglucemia o fatiga, pero nada más alejado de la realidad, ya que nuestro organismo perfectamente se puede adaptar a este programa.

Ayunos 12/12

Por último, pero no menos relevante tenemos a los ayunos 12/12 que sería el equivalente a efectuar desayuno y cena, cada comida distanciada por 12 horas. Un ejemplo claro sería desayunar a las 7:00 de la mañana y tener la próxima comida a las 7:00 de la noche.

 ¿Qué beneficios trae consigo el desayuno intermitente?

 Estos programas alimenticios, en cada una de sus presentaciones, cuenta con ventajas clave que se pueden enfocar a diferentes objetivos que presente la persona:

·         La mortalidad se ve reducida mientras el envejecimiento logra retrasarse.

·         Los indicadores de inflamación se ven reducidos.

·         Se perciben efectos positivos en nuestra plasticidad neuronal.

·         El perfil lipídico presenta una mejora notable.

·         Los triglicéridos se pueden controlar e incluso reducir notablemente.

·         El crecimiento de células cancerígenas logra limitarse.

·         Se mejora la sensibilidad a la insulina, así como también el empleo de la glucosa como un sustrato energético.

·         La masa magra se retiene fácilmente mientras nos encontramos perdiendo grasa.

·         Nuestro autocontrol se desarrolla increíblemente. A veces pensamos que tenemos hambre, aunque no es realmente hambre sino ansiedad o estrés. Entonces si aprendemos a controlar estas situaciones veremos muchas otras situaciones más fáciles de sobrellevar y controlar.